Control y Monitoreo del Filtrado con Tierra de Diatomeas

Home / Aplicaciones por Industria / Alimentos y Bebidas / Control y Monitoreo del Filtrado con Tierra de Diatomeas

Muchos procesados, particularmente las bebidas, requieren alguna forma de filtrado para clarificar el producto. Normalmente, el filtrado empieza por un filtrado grueso por medio de separadores, decantadores, o depósitos de sedimentación hasta llegar al pulido final con filtros de tierra de diatomeas u otros compuestos auxiliares a membranas filtrantes.

Al instalar un turbidímetro o colorímetro al comienzo del proceso de filtrado y entre cada paso de este proceso, el flujo puede ser detenido, recirculado o alternado a otro filtro si la turbiedad o el color del producto alcanzan un nivel inaceptable.

Beneficios del Control y monitoreo del filtrado con tierra de diatomeas

  • Mayor capacidad de filtrado
  • Disminución de pérdidas de producto
  • Vida útil del filtro extendida
  • Control del filtrado en tiempo real
  • Detección inmediata de rompimiento
  • Mejora de procesos
  • Menores tiempos de inactividad
  • Mejor calidad del producto
  • Se reduce el tiempo de precapa

Los sensores fotométricos pueden monitorear y controlar la dosificación de la tierra de diatomeas para asegurar una precapa uniforme y la adición controlada de compuestos auxiliares del filtrado. Esto reduce la utilización de membranas filtrantes y extiende la vida útil del filtro al dosificar solamente la cantidad de medios necesarios para un filtrado efectivo. Una cantidad excesiva de medios filtrantes acumulada en el filtro, reduce el tiempo de filtrado efectivo, y aumenta la pérdida de producto y los tiempos de inactividad.

Al utilizar el control en línea, usted puede reducir enormemente el riesgo de falla del equipo o de un operador en identificar un problema, evitando la costosa repetición del filtrado, tiempo perdido, o un producto terminado de mala calidad. La fotometría de optek asegurará que la pureza necesaria sea alcanzada antes de transferir el producto a la siguiente etapa del proceso.

Monitoreo del producto filtrado

Para una clarificación final del producto, se necesita muchas veces detectar y monitorear la turbiedad en el producto del proceso de filtrado. Esto detectará sólidos en suspensión y/o partículas coloidales en el producto. Un turbidímetro de luz difusa optek TF16 o DTF16 monitorea en forma precisa concentraciones muy bajas de sólidos en suspensión (0 – 0.5 a 0 – 500 PPM) para asegurar la máxima pureza.

Con un turbidímetro optek TF16 o DTF16 en el sistema de filtrado, el producto filtrado puede ser desviado automáticamente para recircular hasta que la claridad del producto sea mejorada hasta un nivel aceptable. Esto asegura una más alta calidad del producto y un mejor resultado del proceso de filtrado a la vez que reduce enormemente o elimina los análisis de laboratorio, la inspección visual y potenciales problemas en el proceso.

Mejora de la precapa

Además de monitores de filtrado, muchos procesos a gran escala implementan un sensor de absorción de Infrarrojo Cercano en la precapa del filtro. Dado que el turbidímetro en línea de Infrarrojo Cercano mide el total de sólidos en tiempo real, la adición de tierra de diatomeas puede ser controlada en base a la necesidad y no a la tasa de flujo.

El continuo monitoreo de la incorporación de compuestos auxiliares para filtro permite el control de la concentración de la precapa, para asegurar un apropiado espesor y uniformidad de la torta de filtrado. Esto maximiza el uso de los componentes auxiliares para filtro mientras que aumenta la durabilidad del filtro. A medida que se deposita la precapa, el producto filtrado por precapa se aclara gradualmente. En el momento en que el sensor detecta que el producto filtrado se ha aclarado completamente, se envía una señal al controlador del filtro para pasar de la operación de precapa a la del filtrado.

Monitoreo de la alimentación

Un turbidímetro de Infrarrojo Cercano optek instalado en la entrada del filtro puede monitorear con precisión la calidad de alimentación del filtro e indicar cuando el nivel de turbiedad que ingresa puede poner en riesgo de obturación al filtro. Este “taponamiento” puede ser causado por sólidos pesados que pasan del tanque de almacenamiento o por una falla en el prefiltrado.

Al alcanzar el umbral de máxima turbiedad definido por el usuario, el filtro puede cambiar a un modo de reciclado, el producto entrante puede ser desviado a un tanque de decante, a un separador centrífugo o a un post filtrado. Esto previene que el filtro se “tapone” y aumenta la durabilidad del filtro.

Resumen sobre control y monitoreo del filtrado con tierra de diatomeas

Los turbidímetros en línea optek son capaces de monitorear con precisión cantidades extremadamente bajas de sólidos en suspensión. Los turbidímetros optek instalados directamente en línea pueden controlar el desempeño del filtro y detectar alteraciones y fallas en el mismo. También pueden eliminar o reducir enormemente la cantidad de muestreo y análisis de laboratorio realizados para medir la turbiedad final.

Siendo una excelente herramienta para control de calidad en el control de proceso, un fotómetro de proceso optek en su sistema de filtrado es la mejor forma de asegurar que ningún producto pobremente filtrado saldrá jamás de su sistema de filtrado.