Deteccion de Agua en Combustible para Reactores, GasOil y Gasolina

Home / Aplicaciones por Industria / Petroquímica / Deteccion de Agua en Combustible para Reactores, GasOil y Gasolina

El análisis del combustible es una parte muy importante del proceso de refinado. Al monitorear continuamente el agua y los sólidos en suspensión en el combustible, las operaciones pueden detectar inmediatamente ineficiencias o fallas en los filtros, separadores coalescentes y separadores, así como la posible contaminación de otras fuentes.

Los turbidímetros de luz difusa optek se utilizan en refinerías, antes de la distribución, en oleoductos (tanto en terminales de recibo como de distribución), y en aeropuertos antes de la carga final. Los comprobados resultados, confiabilidad y repetibilidad de optek también hacen posible utilizar estos sistemas en áreas con acceso remoto y sin personal presente.

Beneficios del Análisis de combustible: Detección de agua en combustible para reactores, gasoil, y gasolina

  • Monitoreo continuo, en línea y en tiempo real de la calidad del combustible
  • Registro continuo de documentación para control de calidad
  • Reducción/eliminación de la posibilidad de contaminantes en el combustible que causen una falla en el equipo de consecuencias catastróficas
  • Muestreo y análisis de laboratorio reducidos

Detección de agua en combustible para reactores

Existen numerosas fuentes de contaminación potencial a lo largo del proceso, especialmente en el caso del combustible para reactores, ya que es muy higroscópico. Los límites nominales de agua libre en combustible para reactores se encuentran entre 1-15 ppm mientras que otros combustibles pueden tolerar rangos mayores. Un turbidímetro optek de doble haz de luz difusa detectará inmediatamente cualquier contaminación menor a 0.5 ppm. Esta importante medición se realiza en línea y en tiempo real. El turbidímetro optek ha sido diseñado para áreas clasificadas como difíciles y peligrosas.

Contaminación en filtrado / separación coalescente del combustible

El agua y los sólidos en suspensión son removidos durante la producción, el transporte y el cargado del combustible. A pesar de estos controles en el proceso, todavía existen fuentes de potencial contaminación. Un turbidímetro optek de doble haz de luz difusa ubicado luego de un filtro o separador coalescente puede detectar una falla o alteración del filtro en forma inmediata. Así, el combustible contaminado puede ser desviado a un tanque contenedor para su futuro procesamiento mientras que el combustible no contaminado continúa el proceso.