Administracion de la levadura de fermentación

Home / Aplicaciones por Industria / Producción de Cerveza / Administracion de la levadura de fermentación

La levadura es la esencia de la fermentación cervecera y un manejo adecuado de la levadura es vital para toda fábrica de cerveza. Las técnicas precisas, repetibles y económicas de medición de la concentración de levadura son elementos clave para asegurarles a sus fábricas de cerveza el éxito y el desempeño productivo.

La absorción NIR (de infrarrojo cercano) es el método más ampliamente aceptado para realizar estas mediciones de biomasa. Es confiable, eficiente, de fácil mantenimiento y validación, y no interfiere con la salud de las células.

Beneficios de la Administración de la levadura de fermentación

  • Reduce el tiempo del ciclo de fermentación – maximiza la capacidad por bodega
  • Reduce la pérdida de producto y ofrece un producto uniforme para el filtrado
  • Optimiza el rendimiento de la venta de levadura como subproducto
  • Brinda la posibilidad de una dosificación precisa

Dosificación de la levadura

La dosificación de la levadura puede ser realizada de manera precisa y económica utilizando una técnica llamada absorción diferencial NIR (infrarroja cercana). Utilizando dos sensores, se utiliza el primero para hacer una medición base de la turbidez inicial del mosto. Este sensor puede servir además como monitor de salida de chorro, o como monitor de triturado en frío, dependiendo de su ubicación en la maquinaria. El segundo sensor, ubicado más adelante en el proceso de producción, se coloca luego del punto de incorporación de levaduras, y antes de toda inyección de aire. Este sensor mide la circulación de levadura y mosto combinados. Simplemente reste el resultado base al resultado de la circulación del producto combinado para obtener el contenido puro de la levadura incorporada.

El proceso de fermentación de la cerveza

En la fermentación de la cerveza, las sondas optek tienen la habilidad única de instalarse directamente en el tanque de fermentación. Si se ubican correctamente, el ciclo completo de fermentación puede ser monitoreado en tiempo real permitiendo una optimización del proceso. Los tanques pueden ser descargados automáticamente sin necesidad de esperar horas a que los análisis de laboratorio indiquen una precipitación adecuada de gránulos. También se puede ver información acerca de cualquier influencia del cultivo de levaduras sobre la fórmula. En la producción a mayor escala, ahorrar de 6 a 10 horas por ciclo de fermentación da un mayor rendimiento aumentando la capacidad de fermentación de la bodega sin incorporar ni un sólo tanque más.

Recuperar cerveza de la levadura utilizada

Muchas fábricas de cerveza utilizan grandes fermentadores verticales o tanques multipropósito. Una de las principales ventajas de estos tanques es evitar el transporte adicional del producto. Sin embargo, la levadura precipitada debe ser removida. Se instala un turbidímetro en la salida del tanque o en la línea de recuperación o de desecho de levadura. Cuando se remueve la levadura de la cerveza, el turbidímetro determinará el punto de contacto o interfase entre la levadura y la cerveza. Anteriormente esto se lograba calculando el tiempo por volumen o mediante la inspección visual. Dado que los puntos de ajuste son modificables, se puede obtener el nivel óptimo de corte para brindar la operación más eficiente. Esto reduce la pérdida de producto y ofrece un producto más uniforme para el filtrado.